El dilema del pequeño comercio y la subida del IVA: ¿repercutir o no?



A partir del 1 de septiembre subirá el IVA en España: el tipo de IVA general pasará del 18% al 21% y el IVA reducido del 8% al 10%. Habrá también algunos productos que cambiarán de tipo de IVA y pasarán del reducido del 8% al general del 21%.
La última vez que subió el IVA fue en el año 2010, subió dos puntos porcentuales, del 16% al 18%. En ese caso muchos comercios optaron por asumir esa subida recortando su margen de beneficios para no perjudicar la demanda.
La subida que tendremos en septiembre llega en un momento en el que la demanda no para de disminuir por la situación económica del país, y el consumidor está sometido a gran presión, lo que provoca la contención del consumo.
Este cambio de tipo impositivo afectará directamente al pequeño y mediano comercio cuyo principal cliente es consumidor final. Los márgenes comerciales están ya muy ajustados y los comerciantes no están en posición de poder absorber dicho incremento y tendrán que repercutirlos en los clientes.
Sin embargo, muchas grandes cadenas comerciales ya han adelantado que no repercutirán el IVA a sus clientes (Inditex, Mango o H&M en moda, por ejemplo, ya lo han adelantado), y habrá muchos comerciantes que tendrán que asumir la subida si quieren ser competitivos, o plantearse la continuidad de sus negocios.
Todo esto sumado a otras medidas que afectan al comercio como la flexibilización de horarios, las aperturas en festivos, etc…, dejan al comercio minorista en una difícil situación, ya que además es un sector que vive sus peores momentos desde el inicio de la crisis (antes de aprobar los recortes el Gobierno preveía un caída del consumo del 3,1% para 2012). Esta subida del IVA podría abocar al cierre a miles de establecimientos.
¿Tienes un comercio?, ¿podrás asumir la totalidad o parte de la subida de IVA?, ¿cómo mantendrás tu competitividad frente a las grandes superficies tras las medidas que se están aprobando?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada