El Crowdfunding una opció para emprendedores.


Una página web en la que se anuncian cientos de proyectos buscando financiación de cualquier tipo, en el que cualquier persona puede aportar desde unos céntimos hasta cientos de euros hacia un grupo musical, un proyecto de cine, una invención o un proyecto cultural. Esto es el crowdfunding, que llega a España alentanda por su éxito en EEUU, en el que personas con un pequeño capital pueden sacar beneficios apostando por proyectos creativos. 

 Los proyectos, que son expuestos como anuncios con foto y título, tienen una barra de medición de fondos para poder medir las aportaciones que está consiguiendo. En el crowdfunding todos ganan: si el proyecto es exitoso, los inversores reciben un pequeño porcentaje y, si no consigue llegar a ese mínimo de financiación, no se invierte el dinero. Para los emprendedores es una buena forma de lanzar un proyecto sin riesgos y tantear el mercado.

Están siendo creadas en España diferentes plataformas que  apelen a proyectos muy diferentes. Una de ellas es la Tahona Cultural.

La filosofía de La Tahoma Cultural

 Esperanza Gimeno Robledano, la responsable de comunicación y proyectos de La Tahona Cultural, la define como una plataforma de crowdfunding que acoge proyectos culturales además de instituciones afectadas por la crisis. 

La inspiración para su proyecto les llegó desde EEUU: “Estudiamos su funcionamiento y a partir de allí desarrollamos nuestra idea de negocio, adaptándolo a nuestra cultura mediterránea”, dice Gimeno. La Tahona Cultural cobra un 8% del total recaudado por el proyecto en caso de conseguir el 100% del objetivo financiero y tiene ya un 20% de proyectos exitosos en su corta vida. 

 El reto más difícil para el equipo de La Tahona Cultural ha sido la accesibilidad: “Sin duda el conseguir que la web sea asequible a todo tipo de público, no solo a usuarios habituales de internet”, dice Gimeno. “Queríamos que la web fuera muy sencilla y clara y lo más difícil ha sido conseguir que el método de realizar la donación también lo fuera. Todavía estamos haciendo algunos ajustes, según el feedback de los usuarios”, añade. El crowdfunding para La Tahona Cultural es un buen termómetro para medir la aceptación del proyecto, según Gimeno. “Ayuda a darlo a conocer e incluso aunque el proyecto no alcance su objetivo, tienen la posibilidad de ganar adeptos que le sigan”, apunta la representante. En esta plataforma, los ganadores son las personas con ideas: “El promotor del proyecto se lleva toda la financiación conseguida, no importa si se ha sobrepasado el objetivo”, afirma Gimeno.

0 comentarios:

Publicar un comentario